La rentabilidad es lo más importante.

¿Quieres tener la hoja de cálculo que usamos para evaluar la rentabilidad de una inversión inmobiliaria?

28. Mis reflexiones y preocupaciones sobre el coronavirus

EPISODIO 28

Leo Suarez nos comparte desde el jardín de su casa en Londres sus opiniones sobre el coronavirus luego de que Inglaterra haya terminado la primera semana de cuarentena. También nos comparte su impresión de los efectos de la pandemia causada por el coronavirus (covid-19), así como, algunas recomendaciones que él, su familia y socios han implementado a nivel personal y empresarial.

Leo Suarez nos comparte desde el jardín de su casa en Londres sus opiniones sobre el coronavirus luego de que Inglaterra haya terminado la primera semana de cuarentena. También nos comparte su impresión de los efectos de la pandemia causada por el coronavirus (covid-19), así como, algunas recomendaciones que él, su familia y socios han implementado a nivel personal y empresarial.
Nadie puede negar que el coronavirus va a tener secuelas muy importantes en nuestras vidas, en nuestros negocios, en nuestras familias, secuelas que muy seguramente van a permanecer por un largo rato o incluso por el resto de nuestras vidas.
Nadie tiene una bola de cristal para determinar qué va a pasar efectivamente con la economía, que va a pasar con los gobiernos y con la manera con funcionan las cosas, así que especular la verdad no tendría ningún sentido. Sin embargo, les cuento las cosas que me preocupan a nivel personal, que seguramente a ustedes también les preocupan.
El hecho de que estemos en casa todo el tiempo nos ha hecho pensar sobre lo que en verdad es importante: la familia, tener salud, un techo, comida. Todo el resto ha pasado a un nivel secundario.
El hecho de que estemos en casa para todos los que tenemos hijos, como en nuestro caso (tenemos una niña de diez años y un niño de eis), nos ha hecho valorar el gran esfuerzo que hacen los maestros, así como el gran aporte de hacen las personas del servicio doméstico.
Nuestros horarios de trabajo se han reducido inmensamente, precisamente una de las principales enseñanzas que nos ha dejado esta pandemia es que hay que repartirse las cargas de una manera justa y equilibrada dentro de los miembros de la familia.
Lo primero que hicimos con mi esposa. Fue intentar organizar una agenda semanal para que los niños no perdieran la rutina, para que el tiempo en cuarentena no se convirtiera en un año lleno de domingos, levantándonos tarde todos los días y vivir tomando un día a la vez. Para esto creamos una hoja de cálculo con la rutina de cada día y nos dimos cuenta, por ejemplo, que el almuerzo no toma una hora. Para el almuerzo se requiere, cuando menos, de una hora y cuarenta y cinco minutos. Porque ya no solo es el momento que toma sentarse a comer. Debe considerarse el tiempo de la preparación de los alimentos y luego de la limpieza. Ese es un tiempo en el que no se puede hacer otra cosa.
Igualmente, hay que sacarles tiempo a los hijos para ayudarles con sus tareas.
Con mi esposa nos repartimos, por ejemplo, en la mañana un día lo hace ella y en la tarde yo soy el tutor, y al otro día cambiamos.
Otra cosa que también hemos notado es que a pesar de que hemos hecho un calendario, tenemos que ser muy flexibles porque cuando tenemos niños uno no puede exigirles a ellos que se ciñan a horarios tan estrictos. También hay que ser un poco más tolerante con el desorden en casa. Entender que si alguien nos ayudaba antes a limpiar o arreglar la casa, que esa persona no va a poder venir. Consecuentemente, vamos a tener muchos más juguetes regados por toda la casa, así como libros, papeles, etc.
Algo que también hemos encontrado muy importante es hacer deporte. Nuestro día empieza con la rutina de ejercicio de media hora y dos días a la semana salimos a correr a un parque que tenemos a doscientos a doscientos metros, afortunadamente esto todavía es permitido. De esta manera podemos lograr que los niños y nosotros descarguemos toda nuestra energía y para tener un resto del día más tranquilo.
Algo también importante es que hemos rezado y meditado más, pues este es un periodo de mucha introspección, de mucha reflexión, para valorar lo que tenemos y precisamente de ayudar a reinventarnos.
Una de las principales consecuencias de esta esta crisis es que tenemos que repensarnos como personas, como familias y como sociedad.
Recursos en Internet que pueden ser valiosos para pasar la cuarenta: 
Audible, la compañía que tiene audiolibros permite que muchos títulos en español y en inglés para niños estaban disponibles llamada la gratuita:
Lo que me preocupa:
Estamos enfrentados a algo que es completamente desconocido.
Me preocupa la capacidad de los sistemas de salud de todos los países, ya que estamos luchando contra algo que no tiene precedentes. Todos los sistemas de salud del mundo trabajan antes del coronavirus bajo presión. Consecuentemente, nadie se estaba esperando una demanda por camas de hospital y por unidades de cuidado intensivo al nivel que se van a requerir.
Una de las lecciones más importantes de negocios que he aprendido en mi vida, es que cualquier negocio que uno haga debe estar soportado por un marco legal y por la política pública.
Consecuentemente, he estado intentando leer entre líneas, lo que está pensando el gobierno central del Reino Unido.
Por ejemplo, al inicio de la crisis el gobierno británico había tomado una política de permitir que hubiese un contagio controlado para crear lo que ellos denominaron “inmunidad de manada” y de esa manera entre todos pudiéramos transmitir esa inmunidad a las otras personas e hiciéramos más llevadero el contagio. Pero de un momento a otro, vimos un cambio de política pública de 180 grados. Inmediatamente empezamos a ver restricciones; como el cierre de colegios, que mucha gente solicitaba que se hiciera antes. La razón de este cambio de política pública, fue porque unos investigadores científicos del Imperial College de Londres le recomendaron al gobierno que si no cambiada las medidas adoptadas las consecuencias serían terribles.
Este documento es muy claro, en él se indica cuáles serían los resultados si se continuaba con la política de no restringir el movimiento, de no restringir las salidas de las personas, las reuniones de grupos grandes de personas y las cifras eran alarmantes.
Es un documento que es un poco denso, pero es documento público, si están interesados en leerlo lo pueden descargar del siguiente vinculo:
La demanda de unidades de cuidado intensivo: 
En el documento hay una tabla en la que muestra el porcentaje de las personas que han dado positivo que requieren hospitalización, para los diferentes rangos de edad, por ejemplo, las personas están entre los 20 y los 29 años, los cuarenta, los cincuenta, etc. También muestra para esos mismos rangos el porcentaje de personas requiere cuidados intensivos.
Esto es lo que es realmente alarmante. Porque, por ejemplo, para las personas que están en el rango de edad entre 40 y 49 años, cinco por ciento personas que son positivos requieren hospitalización.
Pero de ese 5%, 6% requieren cuidado intensivo. Es decir que el 0.3% por ciento de las personas de están en sus cuarenta que den positivo van a requerir cuidados intensivos.
Pero si se tiene en cuenta un rango de edad mayor, por ejemplo, el rango de 70 a 79 años, el 24% de las personas que dan positivo para el Covid 19 requieren hospitalización, pero de ese 24% que requieren hospitalización 43% requieren cuidado intensivo, eso quiere decir que el 10% de las personas que están entre el entre 70 y 79 años van a requerir cuidados intensivos. Ahí es donde las cifras empiezan a volverse realmente preocupantes.
En el mismo reporte del Imperial College se presenta un gráfico que en realidad me impactó muchísimo en el que se muestra la capacidad de unidades de cuidado intensivo actual y la demanda proyectada de las mismas.
El número de camas de cuidado intensivo en el Reino Unido es 8 por cada 100,000 habitantes. El Reino Unido tiene una población de 66 millones de personas, es decir la capacidad actual es de 5,280 unidades de cuidado intensivo.
Si el gobierno británico no hubiese hecho nada, es decir si no se hubiesen tomado las medidas de distanciamiento social que se introdujeron recientemente, más o menos hacia final de abril tendríamos una curva en la que pasábamos de la capacidad de 8 camas por cada 100,000 habitantes hasta llegar a una demanda de casi 270 camas por cada 100,000 habitantes.
Esto quiere decir que, si actualmente, si no se aumenta la capacidad de camas de hospital y unidades de cuidado intensivo (lo que implica construir nuevos hospitales, como se hizo en China, o adaptar otras instituciones como centros de conferencias o coliseos) simplemente no daríamos abasto y llegaríamos a situaciones como la que estamos viendo en Italia o en España, donde los médicos simplemente deben priorizar pacientes y decidir a quién atienden o quien desconectan.
Normalmente los hospitales no se pueden crear de la noche a la mañana y así estuviesen los recursos físicos y económicos. Un hospital requiere, obviamente, los aspectos de bio-seguridad requieren una gran cantidad de conexiones eléctricas para los equipos que los equipos. Así como, líneas de oxígeno dentro del hospital y lo más importantes requieren los doctores y las enfermeras. Se entiende que una cama de cuidados intensivos requiere más o menos cinco profesionales médicos.
El impacto económico 
Aquí, en el Reino Unido afortunadamente hemos visto al Gobierno muy decidido, con planes de ayuda económica, por ejemplo, para que las empresas no despidan su personal, el Gobierno va a pagar hasta el 80% de los salarios. Esto es algo sin precedentes. Incluso los más socialistas nos estaban esperando que un gobierno conservador como el de Boris Johnson fuera a tomar una decisión de esta índole. Esto muestra la seriedad y las implicaciones que esta pandemia tienen.
Uno de los miembros del gabinete británico la semana dijo “efectivamente, acabamos de nacionalizar la economía”. Es importante leer este anuncio entre líneas porque esta medida tiene implicaciones muy serias. El impacto económico será inmenso y estas medias han sido tomadas en otros lugares del mundo. Varios países del continente europeo han tomado las mismas medidas, Estados Unidos acaba de lanzar un paquete de ayuda muy ambicioso de dos trillones de dólares, esta es una cifra que casi nadie le cabe en la cabeza.
Esto quiere decir que vamos a entrar en una recesión global indiscutiblemente y por tanto nuestros negocios deben repensados y debemos considerar que la capacidad de pago de nuestros clientes se va a reducir y eventualmente debemos buscar líneas de negocio en las que sea el Gobierno quien garantice nuestro ingreso.
Nosotros en LAUK Holdings estamos haciendo muchos cambiamos a nuestro negocio en Liverpool, por ejemplo, nos acercamos a una autoridad local y ya estamos en negociaciones para proveer habitación a personas donde el Gobierno es quien garantiza la renta y nos da un parte de tranquilidad.
Porque nuestro ingreso va a estar garantizado y obviamente vamos a ver un baja en los precios de la finca raíz lo cual es bueno cuando se está comprando.
Entonces los invito a que, por favor, repiensen su negocio. No solo para los siguientes tres meses, sino en los siguientes dieciocho meses, porque estamos ante algo sin presente.
 
El impacto en el abastecimiento de comida 
Algo que también preocupa luego de haber leído este artículo del Imperial College es el abastecimiento de alimentos.
Los medios de comunicación han hecho un llamado a que la gente no se preocupe, que el abastecimiento de comida no es está en riesgo y que las cadenas de suministro no van a sufrir. Pero yo tristemente pienso algo completamente diferente.
Lo digo porque durante diez años hice negocios de comercio internacional en donde transportábamos aceros desde diferentes partes del mundo hacia Latinoamérica y África y pude ver los efectos negativos que resultan cuando las cadenas de suministro se interrumpen.
A finales del 2008 en Australia por unos aspectos climatológicos, se causó un efecto de dominó que afecto la cadena global de suministro con un impacto al alza de los precios de ciertos comodities como el carbón en todo el mundo.
En países como el Reino Unido, donde se importa entre el 50% al 60% de la comida es realmente preocupante. Si la comida que nosotros compramos en el supermercado viene de África, o por ejemplo, en el arroz de Vietnam, las frutas que vienen de España o las frutas más exóticas que vienen de México de Latinoamérica.
Pero si no sólo nosotros en Inglaterra estamos en cuarenta y sino todos esos países productores están también en cuarentena. ¿Me pregunto quién va a producir las frutas? A pesar de que en cada uno de esos países hayan designado a las personas que producen alimentos los como trabajadores esenciales, quieren, no tienen restricciones de movimiento.
Finalmente, estas personas que trabajan en la producción de alimentos van también a enfermarse y esa fuerza de trabajo va a verse eventualmente reducida.
Consecuentemente, yo creo que los gobiernos van a empezar a tomar restricciones de exportación de comida, en efecto, ya empezamos a ver, en Kazajistán, la restricción a la exportación de harina y de azúcar.
Entonces mi invitación es a comprar un poco de alimentos no perecederos, como arroz, como granos y tenerlos en casa para estar preparado, sobre todo para los que vimos en las grandes ciudades, porque las cadenas de suministro se van a ver afectadas.
Esto no es una llamada al pánico, pero es una invitación a ser realistas y pensar no solo en nosotros mismos, sino sobre todo en las personas que son más vulnerables. Por ejemplo, en las personas mayores que no puedan salir a comprar alimentos.
Igualmente, hay muchas personas atravesando problemas financieros ya que no pueden trabajar y por tanto no tienen ingresos. Sí pueden darles una mano, es aquí en donde efectivamente nos vamos a dar cuenta de que estamos hechos y para que vinimos a este mundo.
Si desean compartir sus impresiones sobre cómo los está afectando el coronavirus, me pueden escribir a leo@bienes.co.uk 
 
Igualmente, si están interesados en conocer los proyectos inmobiliarios que desarrollamos por medio de nuestra empresa LAUK Holdings en Liverpool visiten la pagina web www.laukholdings.com
Compartir en:
Tu plataforma de podcast favorita:
 

En nuestros grupos de Facebook y LinkedIn compartimos información útil restringida a sus miembros, solicite su acceso aquí:

Ir arriba