La rentabilidad es lo más importante.

¿Quieres tener la hoja de cálculo que usamos para evaluar la rentabilidad de una inversión inmobiliaria?

34. ¿Cómo invertir en finca raíz en Inglaterra desde Colombia?

EPISODIO 34.

Todas las personas que viven en Colombia y quieren invertir en un país con una moneda fuerte como en Inglaterra, por ejemplo, tienen siempre una pregunta, ¿Cómo sacar el dinero de Colombia?
De una manera que sea segura, legal, que proteja tus intereses y que no tengas problemas tributarios en Colombia o en el país en donde vas a invertir.
Hoy tengo a Andrés Cortez, un abogado colombiano especialista en impuestos con un MBA, quien es socio de servicios legales y tributarios de Mazars, que es una firma de consultoría y auditoría en impuestos de las más prestigiosas del mundo.
Mazars es una empresa que tiene presencia en más de 90 países y tiene más de 4.000 empleados en todo el planeta.
Todas las personas que viven en Colombia y quieren invertir en un país con una moneda fuerte como en Inglaterra, por ejemplo, tienen siempre una pregunta, ¿Cómo sacar el dinero de Colombia? 
 
De una manera que sea segura, legal, que proteja tus intereses y que no tengas problemas tributarios en Colombia o en el país en donde vas a invertir. 
 
Hoy tengo a Andrés Cortez, un abogado colombiano especialista en impuestos con un MBA, quien es socio de servicios legales y tributarios de Mazars, que es una firma de consultoría y auditoría en impuestos de las más prestigiosas del mundo. 
 
Mazars es una empresa que tiene presencia en más de 90 países y tiene más de 4.000 empleados en todo el planeta.

¿Quién es Andrés Cortez?

Soy abogado, hace más o menos 17 años comencé a trabajar en temas de impuesto de impuestos y tributación tanto local como internacional. Tengo una especialización en impuestos y también un BMA aquí en Colombia.
 
Y a lo que nos dedicamos es básicamente a la estructuración patrimonial, de operaciones y de inversiones tanto en Colombia como en el exterior; a efecto de buscar los beneficios tanto legales como tributarios de ver todos los riesgos que tengan en cada inversión y de esa manera mitigarlos de la mejor manera. 
 
Para que ustedes entiendan por qué estamos hablando de Mazars, Andrés y su equipo nos están ayudando en la asesoría para unos inversionistas colombianos que quieren invertir en un proyecto aquí en Inglaterra. Nosotros como ustedes saben, somos expertos en conseguir el proyecto, en hacer la renovación y luego la administración del inmueble, pero el aspecto de la estructuración y los aspectos tributarios, al ser una inversión extranjera desde Colombia en el Reino Unido, es algo muy técnico y por eso nos rodeamos de los mejores profesionales y Mazars es quien nos colaboran en ese aspecto.
 
Hay diferentes maneras de enviar el dinero, ustedes podrían pensar en hacer una inversión en una compañía en Inglaterra, o de pronto, pueden prestarle el dinero a una compañía aquí en Inglaterra. 
 

¿A qué se exponen los inversionistas que operan en el Reino Unido estando en Colombia?

Pues, efectivamente uno de los aspectos que nosotros buscamos cubrir y entender es el riesgo que se corre, no sólo tributario, porque inicialmente uno empieza a pensar en las inversiones desde el aspecto financiero “¿Cuánto es, cuando me van a pagar y cuanto me van a dar?”. 
Esos aspectos asociados a la inversión que son los que en mayor medida dan lugar a la estructuración correspondiente dentro de cada jurisdicción, por supuesto aquí estamos hablando de obras civiles, y dentro de estas a pesar de que se tengan todos los protocolos de seguridad industrial o de seguridad en el trabajo, no estamos exentos de que ocurran accidentes.
Accidentes tanto para los obreros como para los vecinos de la obra en particular, y en ese sentido lo que debemos buscar es que cuando hacemos una inversión en el exterior, en material inmobiliario que implica obras civiles, pues proteger el patrimonio del inversionista, porque puede pasar que muchas maneras se pueda establecer un accidente por parte de uno de los obreros o uno de los muros de la obra se puede caer en la casa de al lado, o inclusive simplemente se dejó algo mal ubicado por accidente y ni siquiera pasó algo, pero pusieron una sanción.
Y se preguntan “¿Quién sale a responder por eso?”, y a pesar de que con la empresa con la que trabajamos, por ejemplo, la empresa de Leo, sea una empresa responsable y todo, pues al final del día la mejor experiencia nos indica que es bueno proteger la inversión y separarla de alguna manera del resto del patrimonio del contribuyente para generar esa protección tanto en responsabilidad como de manera tributaria.
Entonces, lo que nosotros vemos es que, si alguien llega a hacer un reclamo, bien sea de tipo sancionatorio o de algún prejuicio que se haya causado, nosotros siempre buscamos estructurar la operación a través de un vehículo que separe esas responsabilidades que van desde lo legal que es lo que menciono, como desde lo tributario. Para tener claro cuál es la mejor manera de hacerlo, para esto en algunos casos hemos sugerido vehículos corporativos como sociedades y en otros tal vez en régimen legal de cada jurisdicción implique simplemente celebrar un contrato con exclusión de responsabilidad muy simple, eso va de la mano con la legislación de cada país.
Para ilustrarte, si estas en Colombia y estás interesado en invertir en el Reino Unido, y de pronto tienes un dinero que quisieras sacar del país por diferentes razones, porque quieres buscar más seguridad jurídica, con menos volatilidad como la hay en Latinoamérica, y quieres reunirte con un par de amigos para hacer un proyecto, como por ejemplo los que hacemos nosotros aquí en Liverpool – Que por cierto si quieres ver la miniserie que tenemos en video, lo puedes encontrar en la página de nuestro Podcast www.bienes.co.uk/miniserie
La gente a veces piensa que venir a invertir en Inglaterra solo está al alcance de los Multimillonarios.
Obviamente si hacemos un proyecto en el sur de Inglaterra, en Londres, un proyecto pequeñito puede ser de unos 3.000 o 4.000 millones de pesos colombianos, que son alrededor de 1 Millón de libras esterlinas, pero cuando vamos al norte de Inglaterra los proyectos se vuelven mucho más pequeños y es lo que estamos viendo.
Donde un grupo de amigos en Colombia con 1.000 Millones de pesos colombianos podría pensar en adquirir uno de estos proyectos.
Yo quisiera que tú, Andrés, ilustradas a nuestra audiencia y nos digas, ¿Qué opciones tienen estos amigos que quieres invertir – y están en Bogotá, digamos – que tienen el dinero en sus cuentas y quieren hacerse una propiedad en el Reino Unido y que nosotros les ayudemos?
Pues, el tema puede ser tanto muy sencillo como muy complejo. Nuestra legislación colombiana les pide a los residentes colombianos que las inversiones que se vayan a realizar en el exterior deben provenir de un giro efectivo desde Colombia al exterior, o desde una cuenta que esté ubicada en el exterior y esté debidamente registrada en Colombia y que se tenga rastro a través de una cuenta de compensación. 
Básicamente esto a qué viene, la volatilidad del mercado monetario en Colombia dado a los temas que circulan del control cambiario, pues hace que tengamos una regulación rígida que dice “Señor colombiano, tranquilo usted puede invertir lo que quiera, cuando quiera, a la hora que quiera. Pero, con una obligación, si va a invertir, por favor tome su dinero y envíelo a través del mercado cambiario” Es decir a través de los bancos.
Esa es la manera en cómo lo tienen que hacer. El momento de estructurarse puede ser antes de girar el dinero, haciéndolo a través de un vehículo como lo mencionamos corporativo, o de algún tipo de contrato si es que lo vamos a hacer en asociación con estos prestamistas. Y una vez que el dinero sale de Colombia, esa transacción quedará registrada bajo control de cambios internacionales en Colombia.
Es meramente informativo, es para saber desde el punto de vista tributario ¿Cuál es el activo que tiene la persona en el exterior? ¿Dónde invirtió?
Porque de alguna manera lo que percibe el estado colombiano es que esa inversión va a redituar de alguna manera. Y que cuando vengan divisas del exterior, debe hacer un match entre lo que estoy recibiendo y porque lo estoy recibiendo, al estado colombiano no le gusta y no le parece conveniente decir “Oye estoy recibiendo unos créditos del exterior” cuando no existe una inversión registrada.
Entonces eso es parte de lo que hacemos, no es nada diferente a un tema informativo, pero que se debe cumplir. Porque de lo contrario si yo no realizó en debida forma el registro de esta inversión, cuando mis rendimientos vengan del exterior a Colombia, puedo tener un inconveniente para monetizarlos en Colombia, porque el banco comercial me va a decir “¿Eso que es? ¿De dónde viene y por qué? Usted no tiene inversiones registradas, lo siento mucho no le puedo dejar monetizar esas divisas”
Lo mismo ocurre cuando la inversión regresa, yo no puedo decir que está regresando una inversión cuando nunca quedó registrada que la inversión salió en primera instancia.
Estos son los aspectos más importantes desde el punto de vista de forma.
Uno de los aspectos también relevantes que se deben de tener en cuenta es tener claro que si me estoy asociando con tres amigos deben de haber reglas claras de juego:
  1. – No puedo salir de la inversión
  1. – Si quiero ampliar la inversión, ¿Como la debo ampliar?
  1. – ¿Cuál es el vehículo que se debe usar para prever esa salida de esa persona?
Tal vez un tema fiduciario aquí en Colombia sea suficiente, como simplemente la confianza de las partes. Eso depende de los lazos de amistad fuertes que se tengan, no hay ningún problema de hacerlo de una manera muy sencilla y plana.
Como también hay otras maneras de hacerlo, pensemos que es mi amigo del alma, somos amigos desde el colegio y lo quiero mucho, muy buen personaje, pero se casó y se divorció, y entonces ahora termine yo asociado con la ex esposa de mi amigo. Y eso hay que preverlo, pero son temas muy circunstanciales que ocurren en cualquier operación, no necesariamente esto está ligado al tema inmobiliario.
Pero si es bueno preverlo desde el principio y es nuestra recomendación tener en mente este tipo de alternativas.
Y es muy interesante ver esa flexibilidad, obviamente la ruta a seguir o la estrategia que siga cada inversionista depende de las condiciones particulares, porque veo que hay muchas estructuras o medios por los cuales se pueda efectivamente realizar la inversión aquí en Inglaterra. 

¿Cuál consideras que es la mejor estructura a seguir?

Pues como tú lo mencionas, depende, si lo estoy haciendo yo solo y no tengo problema con tener la inversión en el exterior pues maravilloso, lo hago directamente. Lo que sí recomendamos es que en UK tengamos una estructura corporativa a efectos de poner ese muro o “Chinese Wall” que llamamos para proteger cualquier riesgo de entrada con la obra que se va a realizar. Eso es lo que nosotros sugerimos. 
 
Pero desde Colombia, para sacar el dinero de Colombia depende de cada caso. Creemos en muchos de los casos que también hay que analizar qué quiero hacer con la inversión una vez la misma se materialice, es decir yo estoy aquí realizando una inversión de adquisición de un inmueble, la decoración del mismo, y de arrendamiento. Pero algunos ya tienen muy claro que estas inversiones tienen una vocación para ellos, para un tema personal de tres años, o cuatro años.  
 
O de pronto algunos la quieren para toda la vida, y quieren seguir incrementando su inversión y agrandando la posibilidad de acceder a nuevos inmuebles, que es más parte de lo que ustedes dentro del conocimiento del negocio le pueden ofrecer a los clientes. 
 
Yo me inclino siempre por tener una compañía en Colombia, o sobre todo cuando tengo socios, si los tengo pues es importante tener una compañía en Colombia para realizar la inversión porque es un mecanismo fácil de salida. 
 
Pensemos que el inversionista en este caso no son los tres amigos que mencionamos antes, sino que en este caso una compañía, en ese sentido un inversionista podría vender las acciones de la compañía fácilmente, pero esta no cambia su inversionista y mantiene la unificación en la estructura. 
 
Le da liquidez a su inversión, es muy cierto. Y es muy fácil efectivamente encontrar cuál es el valor de la acción porque está íntimamente ligado a un activo aquí en el Reino Unido que fácilmente se puede valorizar. 
 
Y me gusta esa parte de la estructura, porque obviamente muchos inversionistas quieren simplemente comprar un activo, renovarlo, tener una ganancia de capital y luego devolver el activo a Colombia. Pero muchos, así como tu mencionas Andrés, van a querer enviar el dinero al Reino unido, comprar el activo, le adicionan valor, lo hipotecamos y cuando el dinero de esta hipoteca entre a la compañía que ellos incorporaron aquí en el Reino Unido, ir a comprar un segundo activo.  
 
Obviamente no siempre se recicla el 100% del dinero, en nuestros casos a veces es el 85% o el 95%. Esto quiere decir que se requiere de una nueva inyección de capital mucho más pequeña que la primera, desde Colombia, para ir a comprar ese segundo activo y así sucesivamente, creando un efecto de bola de nieve. 
 
Con esta figura que tú describes, se puede hacer muy fácil, porque simplemente se haría una colocación de acciones en la compañía colombiana o un aporte de capital y se puede llevar a cabo sin ningún problema. 
 
¿Eso quiere decir que la estructura que hicieron la primera vez les sirve para toda la vida, o hay que volver a hacer el proceso cada vez que se reúnen nuevamente los amigos y hacen una “vaca” – como decimos en Colombia – para la siguiente propiedad? 
 
En principio si se estructura muy bien, puede utilizarse la misma estructura. Y les puede servir para toda la vida, inclusive para nuevos inversionistas; te explico, si de los tres amigos viene un segundo inmueble y necesitamos meter una segunda inyección de capital muy pequeña en comparación con la primera, y uno de esos amigos dice “Yo aquí no voy” Ahí puede entrar un cuarto inversionista de una proporción menor equivalente a lo que se está aportando para participar en este segundo negocio. 
 
O inclusive la estructura corporativa desde el punto de vista de acuerdo de accionistas, se puede organizar tan perfectamente que se puede establecer en los accionistas que ese nuevo accionista va a participar en la proporción de un nuevo inmueble, pero no en las ganancias del primer inmueble, ya que es de los tres amigos iniciales. 
 
Entonces todos esos acuerdos de accionistas se pueden materializar en acuerdos permanentes que se hacen dinámicos a través de la sociedad y se pueden ir materializando con las inversiones, generan tranquilidad para los que ya estaban y seguridad para el que llega, sabiendo que su inversión va a redituar directamente proporcional a lo que está invirtiendo. 
 
Esto se vuelve todo un mecanismo muy bueno para movilizar inversiones. 
 
Así es, es extremadamente poderoso. Lo primero que me salta cuando mencionas eso es ¿Hasta cuantos amigos pueden invitar? En Colombia entiendo que hay una limitación de límite de personas, ¿Hay algún número mágico que la gente deba tener muy presente? 
 
El tema desde el punto de vista formal, hay que cuidarlo para que no se vea como captación de personal. En Colombia hemos sufrido durante muchas décadas por personas muy inteligentes que han generado negocios poco legales, en donde la captación se vuelve el tema y genera pérdidas para los inversionistas, entonces existe una ley que dice “Un momentito, aquí ojo con la captación”. 
 
Procuren que las estructuras negociales no crezcan de más de 19 personas, porque de lo contrario usted debería pedir permiso a la superintendencia financiera a efectos de que se autorice este tema de por qué usted está tomando capital del público y poniéndolo en el exterior. 
 
Por supuesto, existen autorizaciones legales para obtener estos permisos, pero en algunos casos hay que tener mucho cuidado porque cualquiera podría salir y decir “Ah, un momento, pero es que yo no estoy captando dinero porque yo estoy vendiendo acciones” Pero en todo caso ahí hay que cuidarse mucho sobre el volumen de operaciones y cómo se están materializando esas inversiones. Porque si terminamos siendo 1.000 accionistas de una sociedad, seguramente vamos a llamar la atención y vamos a incurrir en algunos temas que no queremos. 
 
Hay que cuidarse mucho, hay que saber con quién te asocias. Yo tenía un jefe en el pasado que decía “Una sociedad comercial es un matrimonio católico, y uno no se casa con cualquiera” entonces hay que saber con quién me estoy asociando, saber que esto no es un vehículo del que yo pueda abusar. 
 
Es muy válido ese punto que tu mencionas, y también es importante saber que del otro lado del Atlántico, donde estamos nosotros aquí en Inglaterra, si tú estás pensando en invertir en un proyecto que requiera financiación de bancos, bien sea para un crédito de construcción o bien sea que luego desarrollé el proyecto y quieras sacar un crédito hipotecario, hay muchos bancos a los que no les gusta que las compañías saquen los últimos beneficiarios de la compañía – en ese caso ellos revisarán quienes son los socios de la compañía en Colombia – sean más de cuatro. 
 
¿Por qué menciono eso? Porque encuentran muy engorroso hacer la debida diligencia para ver quiénes son los propietarios, hay muchos bancos que tienen ese límite. “¿Cuántos son los últimos beneficiarios? Si son más de cuatro, este producto no se los vendo” Entonces desde ese punto de vista aquí también habría una limitación si estás pensando en financiarte en el Reino Unido. 
 
Y lo digo porque ahí es donde el negocio inmobiliario es muy atractivo, porque las tasas de financiación para un proyecto de desarrollo en Colombia son extremadamente altas comparadas con lo que se puede conseguir en el Reino Unido. O, las tasas de interés de las hipotecas, por ejemplo, para un edificio comercial, uno podría conseguir aquí en Inglaterra para una compañía con socios en el extranjero, unas tasas de interés por debajo del 5% anual. 
 
En Colombia eso es impensable, para una compañía que consiga un crédito que no tiene la trayectoria, porque estamos hablando de gente nueva que no estaba en el país, etc. 
 
Entonces, eso lo debes de tener muy presente. 
 
Hablando de inversiones, la mejor inversión es montar un banco en Colombia, porque las tasas de interés en Colombia son monstruosas en comparación con lo que estás mencionando, entonces desde el punto de vista de inversión, impulsarse financieramente con las tasas de inversiones de UK, resulta ser un negocio muy redondo desde ese punto de vista. 
 
Así es, y por eso nosotros invertimos aquí y no en Sudamérica. 

¿Cuánto es el tiempo de espera? 

Pues las circunstancias actuales de la pandemia afectan un poco, usualmente nosotros para estructurar pues tomamos al menos una semana conociendo a los inversionistas y lo que quieren. Nosotros casi que nos sentamos a conocer cuáles son sus deseos y hacemos preguntas de 
 
“¿Cómo lo quiere, para cuando lo quiere?, ¿De dónde va a sacar el dinero y cómo lo va a movilizar?, ¿Esto va a ser un proyecto que va a querer liquidar pronto?” 
 
Y todo eso nos ayuda a poder dibujar la estructura, en el tema del diseño de la estructura yo creo que por las necesidades del inversionista podríamos tomarnos una semana. Y ejecutando la estructura si dependiera de mí lo haríamos en mucho menos tiempo, pero con el COVID-19, podríamos estar hablando de una estructura montada y lista para ejecutarse que tomaría más o menos 3 semanas para ejecutarse, más el tiempo que nos demoremos en abrir las cuentas bancarias. 
 
Las cuentas bancarias, obviamente ayuda mucho cuando el cliente ya tiene una cuenta de título personal en el banco porque entonces cuando vamos con una estructura a abrir una cuenta ya al banco conocer al cliente se abren los caminos mucho más fácilmente. En ese sentido no le veremos problema y le sumariamos una semana más. 
 
Estamos hablando de que en un mes y medio podríamos tener una estructura lista para realizar una inversión de Colombia al exterior. 
 
Y eso es importante porque si vas a comprar un activo en el Reino unido es importante que tu tengas el dinero ya en una cuenta, de una compañía en la cual ya tú seas el dueño, que es el fruto finalmente de esta estructura de la que Andrés está describiendo, que es finalmente la que va a comprar el activo.  
 
En nuestras ofertas nosotros establecemos el precio que estamos dispuestos a pagar, la compañía que va a comprar el inmueble, y definimos claramente si la compañía no se ha incorporado o si lo hará. 
 
Es importante que tengas en cuenta ese timing, y tener en cuenta con quien están vendiendo el activo antes, para que lo metan dentro de sus líneas de tiempo y después no entres aquí en problemas porque están entrando en un incumplimiento o porque creaste una expectativa que no se podía cumplir, y por eso quería traer esto a colación. 
 

¿Cuáles son las consecuencias de pasar sobre los controles? 

Es muy importante hacerlo bien, y yo sé que a nadie le gusta pensar en las cosas malas, pero, ¿Qué pasa si alguien hace una inversión en el extranjero de una manera “folklórica”?  
 
De pronto alguien que tiene un amigo aquí en Inglaterra y le dice – siguiendo el mito de que los bancos no prestan atención a las transferencias de menos de 10.000 USD – “Yo te voy girando 9.999 USD cada mes o cada 15 días hasta que complete para comprar mi casa” 
¿Que podría pasar si hace algo de ese estilo? 
 
Pues yo creo que Colombia se caracteriza por ser uno de los países más creativos para encontrar maneras de lograr un objetivo, y a veces esa creatividad nos genera perjuicios irremediables desde el punto de vista formal. 
 
Hemos tenido clientes que efectivamente han hecho viajes al exterior en familia y salen cada uno con 9.999USD y con eso van y realizan una inversión en el exterior. Eso de entrada a pesar de que inclusive lo declaren de manera fiscal, ya genera una infracción desde el punto de vista cambiario, porque como lo mencionamos al principio, Colombia tiene un tema muy rígido desde el punto de vista de inversiones y se establece con claridad la necesidad de registrar esas inversiones en Colombia. 
 
Esas inversiones solo se registran enviando el dinero formalmente a través de un intermediario del mercado cambiario, es decir a través de un banco.  
 
Entonces en ese sentido si yo tomo la decisión de hacer la inversión sin cumplir los aspectos formales, desde el punto de vista cambiario vamos a tener una sanción que puede ser de hasta el 200% del valor invertido de manera informal. 
 
Tenemos clientes también que han sufrido al regresar, porque entonces dicen “Perfecto, yo hice 5 viajes y en cada viaje llevé 9.000 USD, esos son 45.000USD. Ese dinero lo invertí muy bien, hoy vendí el activo que tenía afuera” Y lo tenía registrado para efectos fiscales, pero cuando voy a traer el dinero que ya no son 45.000USD, pensemos que son 60.000USD, lo primero que van a decir es “Señor que pena con usted, pero, “¿Cómo va a traer una inversión que no tiene regla acá?” 
 
Y ahí no voy a poder entregar esa suma, y cuando yo necesite el dinero o quiero traer al país entonces comienzo a decir mentiras. “No, estos son unos servicios” y el banco va a reportar que he ganado 60.000USD en servicios cuando realmente era un patrimonio mío. 
 
Entonces ahí vamos a tener un inconveniente. 
 
Peor aún, este es un escenario solo cambiario donde sí declaras, pero ahora súmale que no declaras el activo. Por que tenías un dinero ubicado por ahí, o prestas un servicio desde tu computadora en Colombia y te van a pagar desde Francia y dices “No, no me pagues, gírame el dinero a una cuenta en UK a nombre de mi compañía” Y a partir de esos servicios hago una inversión. 
 
Entonces no solo no declaras, sino que además no canalizas la inversión. Ahí cuando fiscalmente no declaró es cuando el riesgo de sanción puede llegar a ser del 99% del valor del activo, eso puede ser algo complejo. 
 
Nuestra recomendación es que manejemos una inversión totalmente tranquila, tenemos un convenio de doble imposición con Londres que nos favorece mucho y adicionalmente tenemos un convenio de información con Londres que ya pone sobre la mesa todas las inversiones que uno tiene así no las hayas declarado. Entonces este tipo de riesgos no es bueno crearlos, sobre todo por el volumen de sanciones que las mismas derivan. 
 
Mi recomendación es simplemente hacerlo de la manera más ortodoxa.
 
 

El impacto de las utilidades en tu país de origen.

De pronto alguien se está preguntando “Bueno, muy bonito lo que Leo hace con sus socios en Inglaterra, me puede ayudar a comprar un activo y después lo voy a rentar” – Pensemos que la estructura que definiste es una compañía en Colombia y luego esa compañía puede ser dueña a su vez de una compañía aquí en el Reino Unido y esa es la que compra los activos. Aquí en el Reino Unido, el impuesto corporativo es del 19%, entonces qué quiere decir, digamos que de la utilidad que tuvo esa compañía fue de £10.000 el primer año, entonces el gobierno británico va a solicitar el pago del 19% de esas £10.000, es decir £1.900.
 
Los inversionistas tienen dos opciones, o dejan esos recursos, que son un poco más de £8.000 en el Reino Unido o los devuelven a Colombia – y antes de hacer eso quiero preguntarte, ¿Qué impacto tienen esas utilidades que le generó la compañía a esta persona que está en Colombia, en el Reino Unido? 
La compañía en UK obtiene una utilidad de 10.000 USD, va a tributar un 19% en UK, este 19% nos deja básicamente £8.100 de utilidad distribuible.  
 
Opción número uno, nosotros dejamos esos dividendos. No los decretamos, los dejamos y los invertimos en otro proyecto, maravilloso, o simplemente los dejamos en la cuenta bancaria. Para efectos tributarios colombianos, no pasa nada, no hay que pagar un mayor impuesto en Londres ni pagar nada en Colombia, solo existe esa inversión que aún no ha decretado utilidades y por eso no debe reflejarla aquí en Colombia. 
 
Y así debería quedarse y no tributa en manera alguna en Colombia. 
Opción número dos, es que la sociedad en Londres decida decretar lo dividendos y girarlos a Colombia, en ese sentido nuestro convenio de doble posición con Londres establece que Londres puede gravar esos dividendos provenientes de la sociedad y en ese sentido van a gravarse esos dividendos con un 5% en la medida en que los inversionistas colombianos tengan más del 20% de participación dentro de ese vehículo. Cuando el dividendo llega, lo tengo que involucrar en la declaración de renta del inversionista, que puede ser de una sociedad o como mencionamos, de personas naturales que decidimos que sea el inversionista directamente. Si eso es así, aquí en Colombia eso es un ingreso que estaría gravado, pero a la tarifa correspondiente a la persona o al inversionista. 
 
Si es persona jurídica estará gravado al 32% pero se le descuenta el impuesto pagado en Londres sin ningún tipo de problemas. Y unas de las maneras que se tienen para hacer eso – que dependen de cada caso – es que yo no tomo la totalidad o únicamente el dividendo gravado, sino que pongo toda la utilidad correspondiente en mi participación y la imputo como ingreso en Colombia, restando el 19% pagado en Londres y luego le resto el 5% de los dividendos. 
 
Es decir, resto aproximadamente el 24%, teniendo que pagar únicamente la diferencia si es que hay lugar para una, porque eso no entra en la bolsa de ingresos gravados aquí en Colombia. Es posible que al mezclarse con todas las deducciones y mecanismos de tributaciones que se tiene aquí en Colombia, termine favoreciendo y no pagando impuestos. 
 
Por ejemplo, si yo tengo unas retenciones en Colombia podría imputar estas retenciones de impuesto adicionales a ese impuesto normal. 
 
Eso hay que canalizarlo en cada caso, en las personas naturales pasa eso y en las personas jurídicas también, es todo un tema de materialización, pero al final del día, viéndolo como inversión y sin mirarlo con la tarifación colombiana, en Londres mis dividendos estarán gravados únicamente con el 5%. Entonces es una tarifa interesante de tributación a nivel del extranjero. 
 
Aquí en Colombia podemos restar eso y tributaremos como tributamos en Colombia, lo que queremos ver es que tanta tributación voy a tener o si es muy baja en comparación con otros países. 
 
Claro, comparado con que hiciéramos el mismo ejercicio en Colombia, para hacer un paralelo. Si los mismos 3 amigos se reúnen y hacen una inversión de la misma magnitud en Bogotá, ¿Cuál sería el porcentaje?
32%. Y si yo comparo una inversión en Colombia, la utilidad me tributa el 32% o si recibo dividendos de una compañía colombiana, tributa el 10%. En tanto que al recibir de una compañía de UK, pues tributaria sólo el 5% y no tendré mayor grabación. Realmente invertir en Londres, desde el punto de vista de la tributación, resulta muy interesante. 
Así es, adicional a las bajas tasas de interés y obviamente la seguridad del país. Mucha gente tiene el número mágico del 2022 en la cabeza y se están preguntando “¿Qué voy a hacer? eso es pasado mañana”. 
 
Por eso te invitamos el día de hoy Andrés, porque yo sé que a muchas personas les está dando vueltas la cabeza pensando que hacer con activos que no están utilizando, o de pronto se sienten muy golpeados por la tributación y las tasas de interés del país. Y yo estoy seguro que puedes ayudarle a muchas personas, no solo que quieran invertir con nosotros. Alguien que de pronto quiera ver a comprar una compañía en el Reino Unido o en otros países. 
Si tú necesitas que te ayudemos a desarrollar un proyecto, por favor no dudes en contactarnos.
Nos puedes escribir al correo leo@bienes.co.uk oandres.cortes@mazars.com.co y con mucho gusto podemos ver en qué te podemos colaborar.
Espero que de verdad disfrutes estos episodios y si no has visto los capítulos de la miniserie, que no van a estar siempre al aire, aprovecha de verlos mientras lo están en la página de www.bienes.co.uk y ahí encontrarás un enlace que va directo a donde están todos nuestros videos.
O en nuestro canal de Youtube, llamado “Bienes Raíces UK
Gracias por tu tiempo, mucha suerte en tus proyectos de renovación y disfrútalos porque de verdad son apasionantes y es una manera fascinante de crear valor y generar riqueza.
Un gran abrazo.
Compartir en:
Tu plataforma de podcast favorita:
 

En nuestros grupos de Facebook y LinkedIn compartimos información útil restringida a sus miembros, solicite su acceso aquí:

Ir arriba